domingo, 15 de marzo de 2015

Los sabados de la puerta

Estar en la sección de cerca de la puerta tiene sus ventajas, como que llevar comida o bebida a tus mesas te cuesta un par de pasos.
Lo malo es un sábado con el restaurante completo en reservas y tener que entender ese esqueleto "to raro" que los managers usan para saber donde sentar a gente.

"Todo iba bien", aparte de llegar a un caos infernal a las cuatro de la tarde y que se me quitasen las ganas de seguir alli a la de cinco minutos porque parecia que habia explotado una bomba, cuando el manager desapareció a la cocina y me dejo al mando de las reservas.

"Tenemos una mesa reservada para cuatro a nombre de Fulanito Fuly"
"Si, aqui tengo vuestra reserva, pero habeis reservado para cinco."
"Ah si, mesa para cinco"
"...Vale, acompañadme a la mesa"....
"No tienes otra mesa?"... Mmhhh... Un sabado por la noche, con el restaurante lleno, tu ves alguna otra mesa???
"No"
"Y esta?" Señala una de seis
"Esta esta reservada y es para seis"
"Ya, pero somos seis."
"Como???"
"Cinco y un niño" se debian estar reproduciendo segun hablabamos. "Y esta mesa es de cinco"
"Si, porque vuestra reserva es para cinco. Esperad que hablo con el manager....."

De verdad que odio a la gente que reserva una mesa de cinco mas niño, o nueve mas niño, o dos mas niño. Eso son seis, diez y tres, porque el niño no va a estar flotando en el puñetero aire, o si????

Me enciendo chicos, pero habrá segunda parte.

Besis xx

No hay comentarios:

Publicar un comentario